Rías Baixas interpretará la adaptación de las siete cantigas del Pergamino Vindel en un doble concierto en Castrelos, este viernes y en A Guía, el sábado 31

Con mascarilla y con una agrupación más reducida de lo habitual, doce voces, el coro de cámara Rías Baixas recupera este fin de semana una pieza específica de su repertorio, la adaptación de las cantigas de Martin Codax del compositor vigués Brais González. “Es la única obra para coro en Galicia de las cantigas, solo la interpretamos nosotros”, apuntó Bruno Díaz, director de la agrupación. La encargaron en 2017, coincidiendo con el regreso temporal del Pergamino Vindel a Vigo y su exposición en el Museo do Mar. “Intentamos grabarla, pero no conseguimos el presupuesto; queremos tocarla para que la gente se vaya familiarizando con ella”, afirmó.

El coro de cámara Rías Baixas, con Brais González y su director, Bruno Díaz.

Será su repertorio en el doble concierto que preparan para este fin de semana: el viernes, en el escenario exterior de Castrelos y el sábado, en la carballeira de A Guía. Estará acompañado al piano por el propio compositor. Según afirma, en la adaptación se inspiró en los usos de tonalidades, modos y ritmos propios de la música contemporánea para trasladar los textos a la actualidad sin modificar la forma ni el contenido. La composición respeta fielmente los textos originales y se inspira en las melodías del pergamino. “En las cantigas era una sola voz femenina, presuponemos que tenía acompañamiento musical, el de la partitura”.

Aunque son siete, el coro las interpreta como una única performance. “Están configuradas por composiciones diferentes, algunas suenan más medieval, en unas domina la armonía y en otras los tiempos de luz; el compositor ha hecho una auténtica arquitectura musical, siempre respetando la esencia original”.

La obra fue estrenada en 2017 en el teatro Pastor Díaz, de Viveiro, interpretándose en varias ocasiones entre ellas en el festival Nas Ondas o en el Pazo Quiñones de León.

Enlace á noticia

Categorías: Prensa